Mercy: Excellence. Every Day in Every Way.
  • Find Physicians
or   Contact Mercy
Health Questions

Hematoma septal

Definición

Es una contusión o sangrado dentro del tabique, la parte de la nariz que separa las dos fosas nasales.

Causas

Una nariz rota o cualquier lesión del tejido blando en el área pueden causar un hematoma septal. Esto puede ocurrir más a menudo en los niños porque sus tabiques son más gruesos y tienen un revestimiento más flexible que cubre el área.

Una lesión rompe los vasos sanguíneos, permitiendo la acumulación de líquido y sangre bajo el revestimiento.

Síntomas

  • Obstrucción en la respiración
  • Congestión nasal
  • Hinchazón dolorosa del tabique nasal

Pruebas y exámenes

El médico mirará dentro de la nariz para ver si hay hinchazón en el tejido blando en el área que separa los dos lados de la nariz. La palpación suave con un aplicador o copito de algodón (Q-tip) mostrará que el área es suave y se puede presionar. El tabique nasal normalmente es delgado y rígido.

Tratamiento

El médico drenará inmediatamente la sangre, haciendo una pequeña incisión en el revestimiento sobre el hematoma. Una vez que la sangre se extrae, se coloca gasa o algodón dentro de la nariz.

Expectativas (pronóstico)

Si esta lesión se trata de manera rápida, usted puede sanar por completo.

Posibles complicaciones

Si usted ha tenido el hematoma durante mucho tiempo, puede infectarse y doler. Asimismo, usted puede desarrollar un absceso del tabique y fiebre.

Un hematoma septal sin tratamiento puede llevar a un agujero en el área que separa las dos fosas nasales. Esto puede causar congestión nasal o el área puede colapsar, provocando una deformidad llamada nariz en silla de montar.

Cuándo contactar a un profesional médico

Cualquier lesión de la nariz que ocasione congestión nasal o dolor puede convertirse en un hematoma septal. Usted debe consultar con el médico, quien la remitirá donde un otorrinolaringólogo. El tratamiento por parte de este tipo de especialista puede hacerse en un consultorio médico.

Prevención

Aunque la prevención de la lesión puede no ser posible, el reconocimiento y tratamiento a tiempo prevendrán complicaciones y permitirán que el tabique sane apropiadamente.

Referencias

Chegar BE, Tatum SA III. Nasal fractures. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2010:chap 35.

Krakovitz PR, Koltai PJ. Pediatric facial fractures. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2010:chap 189.

Haddad J Jr. Acquired disorders of the nose. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 369.


Actualizado: 8/31/2011
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine; Seth Schwartz, MD, MPH, Otolaryngologist, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
1111 6th Avenue, Des Moines, Iowa 50314 (515) 247-3121
© Copyright 2011 Mercy Medical Center. All Rights Reserved