Mercy: Excellence. Every Day in Every Way.
  • Find Physicians
or   Contact Mercy
Health Questions

Rabietas

Definición

Son comportamientos o arrebatos emocionales perturbadores o desagradables que se presentan con frecuencia en respuesta a deseos o necesidades insatisfechas. Las rabietas tienen mayor probabilidad de presentarse en niños pequeños o en alguien que no pueda expresar sus necesidades o controlar sus emociones cuando está frustrado.

Nombres alternativos

Berrinches

Información

Las rabietas o "berrinches" son comportamientos naturales durante el desarrollo de la primera infancia. Los niños tienen una tendencia normal y natural a afirmar su independencia a medida que aprenden que son seres aparte de sus padres.

Este deseo de control a menudo se manifiesta diciendo "no" frecuentemente y teniendo rabietas. Éstas empeoran por el hecho de que el niño puede no tener el vocabulario para expresar sus sentimientos.

Las rabietas generalmente comienzan alrededor de la edad de 12 a 18 meses, empeoran entre los 2 y 3 años, luego disminuyen rápidamente hasta la edad de 4 años, después de lo cual casi no se deben volver a presentar. El hecho de estar cansado, hambriento o enfermo puede hacer que las rabietas empeoren o se vuelvan más frecuentes.

CUANDO EL NIÑO TENGA UNA RABIETA

Cuando su hijo tenga una rabieta, es importante que usted permanezca calmado. Ayuda el hecho de recordar que las rabietas son normales y que no son su culpa, ni usted es un mal padre ni su hijo o hija es un niño malo. El hecho de gritar o golpear a su hijo sólo empeorará la situación. Una respuesta y atmósfera calmadas y pacíficas, sin "ceder" o romper con las reglas que usted estableció, reducirá el estrés y hará que ambos se sientan mejor.

Usted también puede ensayar una distracción suave, cambiando a actividades que el niño disfrute o poniendo una cara graciosa. Si usted no está en casa durante una rabieta, trate de llevar al niño a un lugar silencioso, como el automóvil o un baño. Mantenga al niño seguro hasta que la rabieta haya terminado.

Las rabietas son un comportamiento para llamar la atención. Una estrategia para minimizar la duración e intensidad de la rabieta es ignorar el comportamiento. En tanto el niño esté seguro y no esté siendo destructivo, el hecho de alejarse caminando hasta otro cuarto en la casa puede acortar el episodio, debido a que ahora el drama no tiene ningún público. Algunas veces, el niño lo seguirá y continuará con la rabieta. No hable ni reaccione hasta que el comportamiento cese. Luego, serenamente hable del asunto y ofrezca alternativas sin ceder ante la exigencia del niño.

PREVENCIÓN DE LAS RABIETAS

Verifique que el niño coma y duerma en las horas acostumbradas. Si su hijo ya no hace la siesta, igualmente es importante tener algún tiempo de reposo. El hecho de acostarse durante 15 a 20 minutos o descansar al lado suyo mientras leen cuentos juntos en momentos regulares del día puede ayudar a prevenir las rabietas.

Otros métodos para tratar de prevenir las rabietas pueden ser:

  • Utilizar un tono alegre al solicitarle a su hijo que haga algo, haciendo que suene como una invitación, NO una orden. Por ejemplo, "si te colocas el mitón y el gorro, podrás salir a jugar con tus amigos".
  • No pelear con relación a cosas sin importancia como qué zapatos debe usar su hijo o si se debe sentar en la silla alta o en el asiento auxiliar. La seguridad es lo que realmente importa, como no tocar una estufa caliente, mantener abrochada la silla del automóvil y, no jugar en la calle. Como lo expresan los expertos de la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy ofPediatrics) "mientras el niño que comienza a caminar o el niño de preescolar esté diciendo 'no' a todo..., usted debe decir "no" sólo unas cuantas veces al día, cuando sea absolutamente necesario".
  • Ofrecer opciones cuando sea posible. Por ejemplo, deje que su hijo decida qué ropas usar y los cuentos que desea leer. Un niño que se siente independiente en muchas áreas, probablemente acatará más las reglas cuando son obligatorias. NO ofrezca opciones que no existan realmente.

CUÁNDO BUSCAR AYUDA

Si las rabietas están empeorando y usted no cree que pueda manejarlas, busque el consejo de su médico. Igualmente, consiga ayuda si descubre que usted mismo se está tornando furioso y gritando o le preocupa que pueda reaccionar frente al comportamiento de su hijo con castigo físico.

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda llamar al pediatra o al médico de la familia si:

  • Las rabietas empeoran después de los 4 años.
  • Su hijo se lesiona o lesiona a otros o destruye pertenencias durante las rabietas.
  • Su hijo contiene la respiración durante las rabietas, en especial si se desmaya.
  • Su hijo también tiene pesadillas, involución en el control de esfínteres, dolores de cabeza, dolores estomacales, ansiedad, se niega a comer o ir a la cama o se aferra a usted.

Actualizado: 5/1/2011
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
1111 6th Avenue, Des Moines, Iowa 50314 (515) 247-3121
© Copyright 2011 Mercy Medical Center. All Rights Reserved