Mercy: Excellence. Every Day in Every Way.
  • Find Physicians
or   Contact Mercy
Health Questions

Preparación de un bebé para un examen o procedimiento

Nombres alternativos

Preparación de un lactante para un examen o procedimiento; Preparación de un niño menor de un año para un examen o procedimiento

Información

Para los niños mayores, las investigaciones han mostrado que la preparación puede reducir el llanto o la resistencia al procedimiento. Además, los niños que reciben preparación manifiestan menos dolor y muestran menos sufrimiento. La preparación apropiada para un examen o procedimiento puede reducir la ansiedad de un niño mayor, estimular su cooperación y lo ayudarlo a desarrollar habilidades para hacer frente a la situación.

Dado el nivel de desarrollo del niño (de 0 a 1 año), hacer una pequeña preparación antes del examen será de poco beneficio, pero algunas consideraciones pueden aliviar la ansiedad de los padres.

Antes del examen, sepa que el niño probablemente va a llorar y que puede ser necesario inmovilizarlo. La manera más importante en que usted puede ayudarle a su hijo durante el procedimiento es estar allí y demostrarle su cariño.

El llanto es una respuesta normal al ambiente extraño, a las personas que no le son familiares, a la inmovilización y a la separación del lado suyo. El bebé llorará más por estas razones que por la misma incomodidad del examen o procedimiento.

Saber esto desde el principio puede ayudar a aliviar algo de la ansiedad acerca de lo que se espera. Asimismo, el hecho de tener información específica acerca del examen puede disminuir posteriormente la ansiedad. Para buscar mayor información, por favor remítase al examen apropiado.

¿POR QUÉ LA INMOVILIZACIÓN?

Los bebés carecen del control físico, la coordinación y la capacidad para seguir instrucciones que los niños mayores y los adultos normalmente poseen. Se puede usar la inmovilización durante un procedimiento o en otras situaciones para garantizar la seguridad del bebé. Por ejemplo, para obtener resultados claros en una radiografía, no puede haber ningún movimiento. Al bebé se lo puede inmovilizar con las manos o con dispositivos físicos.

Si es necesario extraer sangre o colocar una vía intravenosa, la inmovilización es importante para prevenir una lesión a su bebé. Si su hijo se mueve mientras le están introduciendo la aguja, ésta podría dañar un vaso sanguíneo, hueso, tejido o nervios.

La mayoría de los exámenes y procedimientos requieren una precisión extrema para obtener los resultados deseados, ya sea para colocar una vía IV correctamente, garantizar resultados exactos de un examen o evitar lesionar al bebé.

El médico hará uso de cualquier medio para garantizar la seguridad y bienestar del bebé. Además de la inmovilización, otras medidas comprenden medicamentos, observación y monitores.

DURANTE EL PROCEDIMIENTO:

La presencia suya ayuda al bebé durante el procedimiento, especialmente si éste permite el contacto físico con el bebé. En caso de llevarse a cabo en el hospital o en el consultorio del médico, es muy probable que a usted le den la oportunidad de estar presente.

Si a usted no le han solicitado estar al lado de su hijo, pero le gustaría estar con el niño, pregúntele al médico si esto es posible. Si usted piensa que puede indisponerse o sentirse ansioso, lo mejor es que trate de guardar las distancias, pero manteniéndose a la vista del niño. En caso de no sentirse preparado para estar presente, dejar un objeto familiar para el niño puede ser reconfortante.

OTRAS CONSIDERACIONES:

  • Solicitarle al médico limitar el número de extraños que entran y salen del cuarto durante el procedimiento, ya que esto puede aumentar la ansiedad.
  • Solicitar que el médico que ha pasado la mayor parte del tiempo con su hijo sea quien lleve a cabo el procedimiento.
  • Solicitar el uso de anestésico, cuando sea apropiado, para reducir el grado de incomodidad que vaya a sentir su hijo.
  • Solicitar que los procedimientos dolorosos no se realicen en la cuna del hospital para que el niño no relacione el dolor con la cuna. Muchos hospitales tienen salas de tratamiento especiales donde se llevan a cabo los procedimientos.
  • Imitar el comportamiento que usted o el médico necesitan que el bebé haga, como abrir la boca.
  • Muchos hospitales infantiles tienen especialistas en la vida de los niños que están entrenados específicamente para educar a los pacientes y las familias e interceder por ellos durante los procedimientos. Pregunte si hay disponibilidad de alguno.

Actualizado: 11/13/2011
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
1111 6th Avenue, Des Moines, Iowa 50314 (515) 247-3121
© Copyright 2011 Mercy Medical Center. All Rights Reserved