Mercy: Excellence. Every Day in Every Way.
  • Find Physicians
or   Contact Mercy
Health Questions

Dieta para la diabetes tipo 2

Definición

La Asociación Estadounidense para la Diabetes (American Diabetes Association) y la Asociación Dietética Estadounidense (American Dietetic Association) han desarrollado pautas dietéticas específicas para las personas con diabetes. Este artículo se enfoca en las recomendaciones de alimentación para las personas con diabetes tipo 2.

Ver también:

Nombres alternativos

Dieta en caso de diabetes tipo 2; Alimentación en caso de diabetes tipo 2

Funciones

Si usted tiene diabetes tipo 2, el enfoque primordial a menudo está en el control del peso, ya que la mayoría de las personas con esta enfermedad tienen sobrepeso.

Usted puede mejorar los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre siguiendo un plan de comidas que tenga:

  • Pocas calorías
  • Una cantidad igual de carbohidratos (30 a 45 gramos por comida)
  • Grasas monoinsaturadas saludables

Los ejemplos de alimentos ricos en grasas monoinsaturadas incluyen maní o mantequilla de maní, almendras y nueces. Usted puede sustituir estos alimentos por carbohidratos, pero conserve las porciones pequeñas debido a que estos alimentos son ricos en calorías. Aprenda a leer las etiquetas nutricionales para que le ayuden a hacer mejores elecciones.

Con frecuencia, usted puede mejorar significativamente el control de la diabetes tipo 2 bajando de peso (aproximadamente 10 libras) y aumentando la actividad física (por ejemplo, 30 minutos de caminata al día). Además de hacer cambios en el estilo de vida, algunas personas necesitarán tomar pastillas o inyecciones de insulina para controlar su azúcar en la sangre.

LOS NIÑOS Y LA DIABETES TIPO 2

Los niños con diabetes tipo 2 presentan retos especiales. Los planes de comidas deben tener en cuenta la cantidad de calorías que los niños necesitan para crecer. Los niños a menudo requieren tres comidas pequeñas y tres refrigerios para satisfacer las necesidades calóricas. La meta debe ser llegar a un peso saludable (la mayoría de los niños con diabetes tipo 2 son obesos) y aumentar la actividad física.

Los cambios en los hábitos alimentarios y el aumento de ejercicio ayudan a mejorar el control del azúcar en la sangre. Cuando esté en fiestas o durante los días festivos, su hijo aun podrá comer alimentos azucarados, pero luego tendrá que consumir menos carbohidratos durante otros momentos del día. Los niños que comen torta de cumpleaños, caramelos en el día de las brujas (31 de octubre) u otros dulces, NO deben consumir la cantidad diaria habitual de patatas (papas), pasta o arroz. Esta substitución le ayuda a mantener las calorías y los carbohidratos mejor equilibrados.

PLANIFICACIÓN DE LAS COMIDAS

Uno de los aspectos de mayor desafío en el manejo de la diabetes es la planificación de las comidas. Trabaje de la mano con el médico y el nutricionista para diseñar un plan de comidas que mantenga los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre cerca de lo normal. El plan de comidas debe proporcionarle a usted o a su hijo la cantidad apropiada de calorías para mantener un peso corporal saludable.

El hecho de tener diabetes no significa que usted o su hijo tengan que renunciar por completo a algún alimento, pero sí cambia los tipos de alimentos que su hijo debe comer rutinariamente. Escoja alimentos con cantidades moderadas de carbohidratos (aproximadamente 30 a 45 gramos por comida) para ayudar a mantener los niveles de azúcar en la sangre en buen control. Los alimentos también deben suministrar las calorías suficientes para mantener un peso saludable. El monitoreo regular en el hogar del nivel de azúcar (glucosa) en la sangre le ayudará a aprender cómo diferentes alimentos afectan los niveles de glucosa en la sangre.

Recomendaciones

Un nutricionista certificado puede ayudarle a decidir cómo balancear los carbohidratos, la proteína y la grasa en su dieta. A continuación se presentan algunas pautas generales:

La cantidad de cada tipo de alimento que usted debe comer depende de:

  • Su dieta
  • Su peso
  • La frecuencia para hacer ejercicio
  • Otros riesgos para la salud

Todos tenemos necesidades individuales. Trabaje de la mano con su médico y, posiblemente, un nutricionista para desarrollar un plan de comidas que funcione en su caso.

La pirámide de alimentos para la diabetes, que se parece a la vieja pirámide de los grupos básicos de alimentos del Ministerio de Agricultura de los EE.UU., divide los alimentos en seis grupos en un rango de tamaño de las porciones. En la pirámide de alimentos para la diabetes, los grupos de alimentos se basan en el contenido de carbohidratos y proteína en lugar del tipo de alimento. Una persona con diabetes debe comer más de los alimentos que se encuentran en el fondo de la pirámide (granos, legumbres, verduras u hortalizas) que los que están arriba (grasas y dulces). Esta dieta le ayudará a mantener el corazón y los sistemas corporales saludables.

Otro método, similar al nuevo "plato" de la guía de alimentos del Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA), invita a comer porciones más grandes de verduras (la mitad del plato) y porciones moderadas de proteína (un cuarto del plato) y almidones (un cuarto del plato).

GRANOS, LEGUMBRES Y VERDURAS CON ALMIDÓN

(6 o más porciones al día)

Alimentos como el pan, los granos, las legumbres, el arroz, la pasta y las verduras con almidón están en el fondo de la pirámide debido a que deben servir como base de su alimentación. Como grupo, estos alimentos son ricos en vitaminas, minerales, fibra y carbohidratos saludables.

Es importante, sin embargo, consumir alimentos con bastante fibra. Escoja alimentos integrales como pan o galletas integrales, tortillas, salvado de cereal, arroz integral o legumbres. Use harinas de trigo integral u otras harinas integrales para cocinar y hornear. Escoja panes más bajos en grasa, como tortillas, panecillos ingleses y pan de pita.

VERDURAS (HORTALIZAS)

(3 a 5 porciones por día)

Escoja verduras frescas o congeladas sin salsas, grasas ni sal agregadas. Opte por hortalizas de color verde más oscuro y amarillo profundo, como la espinaca, el brócoli, la lechuga romana, las zanahorias y los pimentones.

FRUTAS

(2 a 4 porciones por día)

Escoja las frutas enteras con más frecuencia que los jugos, ya que tienen más fibra. Las frutas cítricas, como las naranjas, las toronjas y las mandarinas son las mejores. Tome jugos de frutas sin edulcorantes ni jarabes agregados.

LECHE

(2 a 3 porciones por día)

Escoja leche o yogur con bajo contenido de grasa o descremados. El yogur contiene azúcar natural, pero también puede contener azúcar o edulcorantes artificiales agregados. El yogur con edulcorantes artificiales tiene menos calorías que el yogur con azúcar agregado.

CARNE Y PESCADO

(2 a 3 porciones por día)

Consuma pescado y carne de aves con más frecuencia. Retire la piel del pollo y el pavo. Seleccione cortes magros de carne de res, ternera, carne de cerdo o animales de caza. Recorte toda la grasa visible de la carne. Hornee, tueste, ase a la parrilla o hierva en lugar de freír.

GRASAS, ALCOHOL Y DULCES

En general, usted debe limitar su ingesta de alimentos grasos, sobre todo aquellos ricos en grasa saturada como las hamburguesas, el queso, el tocino y la mantequilla.

Si decide tomar alcohol, limite la cantidad y tómelo con una comida. Verifique con su médico acerca de la forma como el alcohol afectará su azúcar en la sangre y de cómo determinar una cantidad segura para usted.

Los dulces son ricos en grasa y azúcar, así que mantenga los tamaños de las porciones pequeños. A continuación se presentan algunos consejos para ayudar a evitar comer demasiados dulces:

  • Solicite cucharas y tenedores adicionales y divida su postre con otras personas.
  • Coma dulces que sean libres de azúcar.
  • Siempre pida la porción de tamaño pequeño.

Aprenda a leer las etiquetas de los alimentos y consúltelas al tomar decisiones sobre estos.

Referencias

American Diabetes Association. Standards of medical care in diabetes -- 2011. Diabetes Care.

American Diabetes Association. Nutrition recommendations and interventions for diabetes: a position statement of the American Diabetes Association. Diabetes Care. 2008;31:S61-S78.


Actualizado: 7/26/2011
Versión en inglés revisada por: Nancy J. Rennert, MD, Chief of Endocrinology & Diabetes, Norwalk Hospital, Associate Clinical Professor of Medicine, Yale University School of Medicine, New Haven, CT. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
1111 6th Avenue, Des Moines, Iowa 50314 (515) 247-3121
© Copyright 2011 Mercy Medical Center. All Rights Reserved