Mercy: Excellence. Every Day in Every Way.
  • Find Physicians
or   Contact Mercy
Health Questions

La vida después de una cirugía para bajar de peso

Descripción

Usted puede simplemente haber empezado a pensar con respecto a la cirugía para bajar de peso o puede que ya haya tomado la decisión de hacerse operar. Estas cirugías le pueden ayudar a bajar de peso y mejorar o eliminar muchos problemas de salud, a mejorar su calidad de vida y le permiten vivir por más tiempo.

Sin embargo, es importante entender que habrá muchos otros cambios en su vida, entre ellos, la manera como usted come, lo que come, cuándo come, cómo se siente respecto a sí mismo y muchos más.

La cirugía para bajar de peso no es la "salida fácil". Usted todavía necesitará realizar el trabajo duro de hacer dieta y ejercicio.

Esta operación puede ayudarle a entrenarse para que coma menos, pero la cirugía es sólo una "herramienta". Usted aún tiene que seleccionar los alimentos correctos.

¿Cómo se siente la pérdida de peso rápida?

A medida que usted baja de peso rápidamente durante los primeros 3 a 6 meses, puede:

  • Tener dolores en el cuerpo
  • Sentirse cansado
  • Sentir frío
  • Tener la piel seca
  • Experimentar pérdida o adelgazamiento del cabello
  • Tener cambios en el estado anímico

La buena noticia es que estos problemas deben desaparecer a medida que su cuerpo se acostumbra a la pérdida de peso y su peso se estabiliza. Es importante que usted esté comiendo suficiente proteína y tomando vitaminas.

Algunas personas pueden notar que se ponen tristes después de someterse a la cirugía para bajar de peso. La realidad de la vida después de la cirugía puede que no corresponda exactamente a las esperanzas o expectativas presentes de antemano. Usted puede sorprenderse de que ciertos hábitos, sentimientos, actitudes o preocupaciones todavía pueden estar presentes. Los ejemplos abarcan:

  • Usted pensaba que ya no extrañaría el alimento después de la cirugía y que el impulso por comer alimentos ricos en calorías habría desaparecido.
  • Usted esperaba que los amigos y la familia lo trataran en forma diferente después de bajar de peso.
  • Usted tenía la esperanza de que los sentimientos de tristeza o nerviosismo que tenía desaparecerían después de la cirugía y la pérdida de peso.
  • Usted extraña ciertos rituales sociales como compartir el alimento con amigos o familia, consumir ciertos alimentos o salir a comer con amigos.

Para otros, las complicaciones o una recuperación lenta de la cirugía o todas las visitas de control puede entrar en conflicto con la esperanza de que todo iba a ser mejor y más fácil después de esto.

¿Qué tendrán de diferente el hecho de comer y beber?

Usted permanecerá con alimentos líquidos o en puré durante 2 o 3 semanas después de la cirugía. Lentamente irá agregando alimentos blandos y luego alimento regular a su dieta. La mayoría de las veces, usted estará comiendo alimentos regulares hacia las 6 semanas.

Al principio, se sentirá lleno muy rápidamente, algunas veces después de sólo unos bocados de alimento sólido. La razón es que su nueva bolsa estomacal contendrá sólo una cucharada de alimento poco después la cirugía. Incluso cuando su bolsa sea más grande, no contendrá más de aproximadamente 1 taza de alimento masticado. (Un estómago normal puede contener hasta 4 tazas de alimento masticado).

Una vez que usted esté comiendo alimento sólido, cada bocado se debe masticar de manera muy lenta y completa, hasta 20 o 30 veces. El alimento debe estar liso o en puré antes de tragarlo.

  • La abertura para su nueva bolsa estomacal será muy pequeña. El alimento que no se mastica bien puede bloquear esta abertura y provocar que usted vomite o tenga dolor bajo el esternón.
  • Cada comida tomará al menos 30 minutos.
  • Usted necesitará consumir 6 comidas pequeñas a lo largo del día en lugar de las 3 comidas grandes.
  • Será necesario que evite tomar refrigerios entre las comidas.
  • Algunos alimentos pueden causar un poco de dolor o molestia cuando usted se los come si no están bien masticados. Éstos abarcan pasta, arroz, pan, verduras crudas, carnes y cualquier alimento seco, pegajoso o fibroso.

Usted necesitará beber hasta 8 vasos de agua u otros líquidos que no tengan calorías todos los días.

  • Pero será necesario que evite beber cualquier cosa durante 60 minutos antes o después de ingerir alimento o cuando esté comiendo. Tener líquido en su bolsa enjuagará el alimento fuera de ella y esto lo llevará a tener más hambre.
  • Como sucede con los alimentos, usted necesitará tomar sorbos pequeños y no engullirse. No use una paja (pitillo), ya que esto introduce aire en el estómago.

¿Aún necesitará preocuparse por las calorías?

Después de la cirugía, el médico, la enfermera o el nutricionista le enseñarán respecto a los alimentos que puede comer y los que debe evitar. Es muy importante que siga su dieta. Comer sobre todo proteína, frutas, verduras y granos integrales aún será la mejor manera de bajar de peso y luego mantenerlo a raya.

Usted aún necesitará dejar de comer cuando esté lleno. Comer más después de que esté lleno estirará su bolsa y reducirá la cantidad de peso que pierde.

Todavía será necesario que evite alimentos que sean ricos en calorías. Su médico o nutricionista probablemente le solicitarán:

  • No comer alimentos que contengan muchas grasas, azúcar o carbohidratos.
  • No beber líquidos que tengan muchas calorías y evitar las bebidas que contengan azúcar, fructosa o jarabe de maíz.
  • No tomar bebidas carbonatadas (bebidas con burbujas).
  • No tomar alcohol, ya que contiene muchas calorías, pero no brinda nutrición. Evítelo si puede.

Permanecer saludable

Es importante obtener toda la nutrición que necesita sin consumir demasiadas calorías. Debido a esta pérdida de peso rápida, usted necesitará tener cuidado de obtener toda la nutrición y vitaminas que necesita a medida que se recupera.

Si le practicaron una cirugía de derivación gástrica, necesitará tomar vitaminas y minerales adicionales por el resto de su vida.

Usted necesitará igualmente chequeos regulares con su médico para hacerle un seguimiento a su pérdida de peso y verificar que esté comiendo bien.

Cambios en su cuerpo

Después de perder mucho peso, probablemente se presentarán muchos cambios en la forma y contorno de su cuerpo. Estos cambios pueden abarcar exceso de piel o piel colgada y pérdida de masa muscular. En general, cuanto más peso pierda usted, mayor será el exceso de piel o piel colgada que va a tener. El exceso de piel o la piel colgada tienden a presentarse sobre todo alrededor del abdomen, los muslos, las nalgas y los brazos. Además, puede presentarse igualmente en el pecho, el cuello, la cara y otras áreas.


Actualizado: 7/1/2011
Versión en inglés revisada por: Alex Nagle, MD, Director of Bariatric Surgery, Northwestern Memorial Hospital, Assistant Professor of Surgery, Division of Gastrointestinal & Oncologic Surgery, Northwestern University Feinberg School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
1111 6th Avenue, Des Moines, Iowa 50314 (515) 247-3121
© Copyright 2011 Mercy Medical Center. All Rights Reserved