Mercy: Excellence. Every Day in Every Way.
  • Find Physicians
or   Contact Mercy
Health Questions

Cuidados personales para el dolor en las espinillas

Nombres alternativos

Cuidados personales para el dolor en la pierna; Cuidados personales para el dolor en la canilla; Cuidados personales para el dolor en la espinilla; Cuidados personales para el dolor en la parte anterior de la tibia; Cuidados personales para el síndrome por sobrecarga de la parte media de la tibia; Cuidados personales para el dolor en la pierna inducido por el ejercicio; Cuidados personales para la periostitis tibial; Cuidados personales para el dolor en la canilla o periostitis tibial

¿Qué es el dolor en las espinillas?

El dolor en las espinillas (dolor en la canilla) es cuando usted tiene dolor en la parte frontal de la pierna. Este dolor se da a raíz de la hinchazón de los músculos, los tendones y el tejido óseo alrededor de la espinilla.

Sepa que el dolor en las espinillas es un problema común para los atletas, gimnastas, bailarines y reclutas militares.

Conozca lo que puede hacer para aliviar este dolor y evitar que empeore. Sepa que el dolor en las espinillas que no recibe tratamiento puede convertirse en fracturas por sobrecarga que le impedirán realizar actividades incluso durante más tiempo.

Causas

El dolor en las espinillas es un problema con el ejercicio que se desarrolla por sobrecargar la tibia. 

El dolor en las espinillas sucede por la sobrecarga con demasiada actividad o por un cambio en el entrenamiento. Por lo general, la actividad es de alto impacto y ejercicio repetitivo de sus piernas. Esta es la razón por la cual los atletas, los bailarines y los gimnastas con frecuencia desarrollan este tipo de dolor. Las actividades comunes que lo causan son los siguientes:  

  • Correr, especialmente en subidas. Si usted es un corredor novato, está en mayor riesgo de sufrir este dolor.  
  • Aumentar el número de días de entrenamiento.
  • Incrementar la cantidad de tiempo de entrenamiento o recorrer una distancia más larga.
  • Hacer ejercicio que tenga paradas y arranques frecuentes, como la danza, el baloncesto o el entrenamiento militar.
Usted está en mayor riesgo de presentar dolor en las espinillas si:  
  • Tiene pie plano o arcos muy rígidos en los pies.
  • Hace ejercicio en superficies duras, como correr en la calle o jugar baloncesto o tenis en una cancha dura.
  • No usa el calzado adecuado.
  • Utiliza zapatos desgastados. El calzado para correr pierde más de la mitad de su capacidad para amortiguar impactos después de 250 millas de uso.

Síntomas

  • Dolor por lo general en ambas piernas.
  • Dolor agudo, sordo o intenso en la parte frontal de la espinilla.
  • Dolor al presionar sobre las espinillas.  
  • Dolor que empeora durante y después del ejercicio.
  • Dolor que mejora con el reposo.
Si tiene dolor intenso en las espinillas, las piernas pueden dolerle incluso cuando no está caminando.

Disminuya su actividad

Lo más seguro es que necesite al menos de 2 a 4 semanas de descanso de su deporte o ejercicio. 

  • Evite el ejercicio repetitivo de la pierna durante 1 a 2 semanas. Limite su actividad tan sólo a la caminata que tiene que realizar durante el día regular.  
  • Ensaye con otras actividades de bajo impacto, siempre y cuando no tenga dolor, como nadar o montar en bicicleta. 
Después de 2 a 4 semanas, si el dolor ha desaparecido, puede reanudar sus actividades habituales. Aumente su nivel de actividad lentamente. Si el dolor reaparece, suspenda el ejercicio de inmediato.  

Sepa que el dolor en las espinillas puede tardar de 3 a 6 meses en sanar. No se apresure a retornar a su deporte o ejercicio, ya que podría lesionarse de nuevo.

Reduzca el dolor y la hinchazón

  • Aplique hielo en las espinillas varias veces al día por 3 días o hasta que el dolor haya desaparecido. 
  • Haga ejercicios de estiramiento. 
  • Tome ibuprofeno, naproxeno o ácido acetilsalicílico (aspirin) para reducir la hinchazón y aliviar el dolor. Sepa que estos medicamentos tienen efectos secundarios y pueden causar úlceras y sangrado. Hable con su médico respecto a la cantidad que puede tomar.  
  • Use soportes para el arco. Hable con su médico y el fisioterapeuta respecto al uso del calzado adecuado y sobre plantillas o dispositivos ortopédicos especiales que amortiguen el impacto para usarlos dentro de sus zapatos.  
  • Trabaje de la mano con un fisioterapeuta. El profesional puede utilizar terapias que pueden aliviarle el dolor y le puede enseñar ejercicios para fortalecer los músculos de las piernas.

Prevenga el dolor en las espinillas al hacer ejercicio de nuevo

  • Permanezca sin dolor durante al menos dos semanas antes de volver a su rutina de ejercicios.  
  • No se exceda en su rutina de ejercicios. No regrese a su anterior nivel de intensidad. Vaya más lento y durante un tiempo más corto. Aumente su nivel de entrenamiento lentamente.  
  • Realice calentamiento y estiramiento antes y después del ejercicio.  
  • Aplique hielo en las espinillas después del ejercicio para disminuir la hinchazón.  
  • Evite las superficies duras.  
  • Use calzado adecuado con un buen soporte y acolchado.  
  • Combine el entrenamiento: agregue ejercicio de bajo impacto como nadar o montar en bicicleta.

Cuándo llamar al médico

El dolor en las espinillas generalmente no es grave. Consulte con el médico si:  

  • Presenta dolor incluso con reposo, hielo y calmantes para el dolor después de varias semanas.
  • No está seguro de si su dolencia es causada por dolor en las espinillas.
  • La hinchazón en la parte inferior de las piernas está empeorando.
  • Su espinilla está de color rojo y se siente caliente al tacto.
El médico puede tomar una radiografía para asegurarse de que usted no tenga una fractura por sobrecarga. Igualmente, revisará para verificar que no tenga otro problema en la espinilla, como tendinitis o el síndrome compartimental.

Referencias

Carr K, Sevetson E, Aukerman D. Clinical inquiries. How can you help athletes prevent and treat shin splints? J Fam Pract. 2008;57:406-408.

Bederka B, Amendola A. Leg pain and exertional compartment syndromes. In: DeLee JC, Drez D, Jr., Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa. Saunders Elsevier;2009:chap 24.


Actualizado: 11/15/2012
Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
1111 6th Avenue, Des Moines, Iowa 50314 (515) 247-3121
© Copyright 2011 Mercy Medical Center. All Rights Reserved